Pedimento Aduanal

Comprobante fiscal que se transmite respecto a todos los factores relevantes a la entrada y salida de mercancías del territorio nacional.

La Ley Aduanera describe la declaración de un documento electrónico conocido como Pedimento Aduanal, el cual funge como un comprobante fiscal que se transmite respecto a todos los factores relevantes a la entrada y salida de mercancías del territorio nacional. Su emisión avala que todas las contribuciones requeridas hayan sido pagadas; y comprueba la legal estancia de las mercancías.

La ley menciona:

“Quienes importen o exporten mercancías están obligados a presentar ante la aduana, por conducto de agente o apoderado aduanal, un pedimento en la forma oficial aprobada por la Secretaría”

Los factores más importantes de un Pedimento Aduanal son los siguientes:

  • Información relativa a las mercancías, incluyendo su descripción, origen, valoración y clasificación arancelaria

  • Tráfico y régimen aduanero a las que destinan

  • Datos del contribuyente importador

  • Cumplimiento de regulaciones y restricciones no arancelarias

  • Determinación y pago de las contribuciones correspondientes

Existen varios tipos de Pedimento Aduanal:

  • Pedimento Regular

  • Pedimento de Importación

  • Pedimento de Exportación

  • Pedimento Consolidado

  • Pedimento de Tránsito para el Transbordo

  • DODA (Documento de Operación para el Despacho Aduanero)

Ejemplo de un Pedimento Aduanal: