¿Qué gastos no son deducibles?

Los gastos no deducibles son aquellos que no se consideran en el cálculo del beneficio neto antes de impuestos. Cuando un gasto no se encuentra relacionado directamente con la actividad de la empresa, o cuando no tiene un comprobante fiscal que lo justifique, no se podrá considerar en la determinación del resultado fiscal.

Algunas de las categorías más comunes de gastos no deducibles son las siguientes:

  • Multas y sanciones penales

  • Donativos

  • Gastos que representen una retribución de fondos propios

  • Recargos y comisiones fiscales

  • Gastos en bares, restaurantes y comedores que no se encuentren a disposición de todos los trabajadores de la empresa.

  • Servicios de aduana (distintos a honorarios incurridos por agentes aduanales)

Puedes consultar el detalle de todos los gastos no deducibles acorde a al SAT en esta liga.